miércoles, 3 de febrero de 2010

INSUFICIENCIA RESPIRATORIA Y PARO CARDIORESPIRATORIO

Realizar valoración física del lesionado. Tomar rápidamente signos vitales. Despeja vías aéreas y si lo requiere le da respiración artificial. Se protege con pañuelo o una toalla para evitar contacto directo si da insulfación boca a boca. Coloca la persona boca arriba sobre una superficie dura. Retira cuerpos extraños de la boca del lesionado conservando normas de bioseguridad. Coloca una mano bajo el cuello y otra sobre la frente del lesionado e hiperextiende suavemente la cabeza de éste hacia atrás. Ocluye con los dedos índice y pulgar la nariz del lesionado. Inspira profundamente el aire por la boca y después lo sopla dentro de la boca del lesionado, protegiéndose de posibles secreciones. Verifica que el tórax se expanda. Localiza el esternón para comenzar el masaje cardíaco y ubica apéndice xifoides. Coloca la palma de una mano dos dedos por encima del apéndice xifoides y la otra mano por encima de ésta, entrelazando los dedos y dejándolos levantados para no lesionar las costillas. Comprime el esternón contra la columna vertebral, presionando hacia abajo, con los brazos estirados y ejerciendo presión con el cuerpo. Controla pulso, respiración y pupilas para verificar funcionamiento cardiorespiratorio. Al recobrar pulso y respiración coloca al lesionado en posición lateral de seguridad. Demuestra seguridad y da confianza al lesionado. Remite al Centro asistencial correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada